📦 GASTOS DE ENVÍO GRATIS ¡SIEMPRE! 🎉

Protege tu piel, protege los océanos y protege los corales con una buena crema solar

Tortuga nadando en el océano

¡Arena y sol, el mar azul…!

A estas alturas, todos sabemos o por lo menos deberíamos conocer la importancia de la protección solar y el valor de un buen protector: es vital protegerse contra las quemaduras solares y los efectos del envejecimiento de los rayos solares, pero al momento de escoger nuestro protector solar hay más factores a tomar en cuenta que simplemente qué factor SPF usar.

 

Los protectores solares se dividen en dos categorías principales: físicos y químicos. Los protectores solares físicos, que contienen minerales minúsculos, actúan como un escudo y desvían los rayos del sol, mientras que los protectores solares químicos utilizan compuestos sintéticos que absorben la luz ultravioleta antes de llegar a la piel.

 

Además de estos factores es importante considerar el impacto que nuestro protector solar está teniendo en el medio ambiente. Sabías que cada año alrededor de 14.000.000 kilos de protector solar terminan en nuestros océanos ¡es de locos! Una gran cantidad de investigaciones demuestran que estos residuos de los protectores solares que utilizamos están teniendo un efecto negativo en el medio ambiente. Entonces, ¿cuál es la solución más sostenible (y segura)?

 

Muchas fórmulas tradicionales contienen sustancias químicas (como ser oxibenzona y octinoxato) que dañan la vida marina, desde frenar el ciclo de crecimiento de los arrecifes de coral blanqueándolos, hasta alterar el sistema endocrino de nuestros peces, reduciendo su crecimiento y producción de huevos. Y ojo esto ocurre tanto si te bañas en el mar como en una piscina o en la ducha, recuerda que al final todo vuelve a los océanos.

 

Hawái fue el primero en aprobar un proyecto de ley que prohíbe los protectores solares que contienen oxibenzona y octinoxato en sus costas (que entrará en vigencia en 2021) en un intento de detener el blanqueamiento generalizado de los corales.

 

La buena noticia es que existen alternativas fantásticas como los protectores solares de Sol de Ibiza.

 chica feliz en la playa usando crema solar eco-friendly

Sol de Ibiza utiliza ingredientes naturales y orgánicos certificados, no usa fragancias ni conservantes, son veganos y nunca probados en animales; además, totalmente seguros para los arrecifes. Ahh y por supuesto son totalmente cero residuos (zero waste) ya que ¡solo usan empaques sin plástico!

 

Sol de Ibiza ofrece protección de amplio espectro (UVA y UVB) para toda la familia, utilizando como filtro Oxido de Zinc Non-Nano.

 

Además, es seguro y probado para su uso en pieles sensibles. Es resistente al agua durante 40 minutos. Sin fragancias para evitar efecto en pieles sensibles o reacciones alérgicas, por este motivo es especialmente indicado para niños.

 

Así que ya sabes #PlanetLover el objetivo es, por supuesto, usar un protector solar que sea efectivo protegiendo tu piel y la de tu familia de los rayos del sol e inocente para que no dañe el gran y hermoso océano en el que chapoteamos.

 

¡¡Disfruta de un fantástico verano!!

 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados