Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

¡¡¡GASTOS DE ENVÍO GRATIS SIEMPRE!!! 🚚

Carrito

Tu carrito está vacío

Continúa comprando

7 consejos para tener una cocina sostenible

Todos queremos ser más ecológicos y sostenibles. Sin embargo, pensar en llevar una vida sostenible puede ser abrumador y de tan solo pensar en ello nos hace hiper-ventilar y dejemos esa loca idea fuera de nuestra cabeza ;). Tranquilidad que no cunda el pánico, lo mejor es comenzar poco a poco y para ello es ideal ir de habitación en habitación. Y ¿qué mejor lugar para comenzar que la cocina?

Por ello estos son nuestros top tips para hacer pequeños cambios en tu cocina que te ayudarán a tener una cocina más sostenible y reducir la huella de tu casa en el planeta. Quizás a primera vista estos cambios pueden parecer un poco costosos, pero nuestro consejo es analizar el valor a largo plazo, te sorprenderás que al final es lo mismo o incluso más económico en algunos casos. ;)

 

Estos son los 7 consejos principales para tener una cocina sostenible:

1. Reducir el desperdicio de alimentos

¡Un poco de desperdicio, tiene un gran camino! Lo que queremos decir con esto es que nuestro desperdicio de alimentos no solo está causando un impacto creciente en la Tierra ... ¡también está está vaciando nuestros bolsillos! ¡Y su impacto es mucho mayor de lo que pensamos! Cada trozo de comida que tiramos tiene que eliminarse de alguna manera. A menos que seamos cinturón negro compostando, nuestra basura tiene que ser y enviada al vertedero o algún otro programa de gestión de residuos. ¡Todo esto conlleva tiempo, energía y recursos adicionales para procesar lo que no necesitábamos en un inicio!

Si bien es posible que no todos tengamos el tiempo, llevar un breve diario de nuestros desperdicios de alimentos durante una semana, nos ayuda a ser consiente de todo lo que tiramos y la magnitud del problema y así podríamos identificar fácilmente las áreas en las que podemos mejorar.

Entonces, nuestros consejos rápidos para reducir el desperdicio de alimentos son:

  • Lleve un diario: para identificar el alimento que desperdicias más y por qué.
  • Planifica las comidas semanales, así sabrás con antelación que necesitas para hacer esos menús. Otro punto importante es ver la fecha de consumo mínimo y así asegurarse de que servirán hasta que lo consumas.
  • Reutiliza las sobras: saca el Ferrán Adriá que llevas dentro e innova, seguro crearás unas delicias.
  • Conserve los alimentos por más tiempo, asegurándote que están bien almacenados, es decir, en recipientes herméticos, dentro y fuera del frigorífico (según cada producto). ¿Conoces el truco de las zanahorias? Pela zanahorias, córtales y ponlas en un tarro con agua, verás que aguantar más tiempo y las tendrás ¡listas para disfrutarlas!
  • Come imperfectamente: la imperfección es bella y deliciosa. Las verduras quebradizas y las frutas mal formadas son tan sabrosas como las perfectamente formadas.
2. Olvídate del usar y tirar

Eche un vistazo a todos lo que usas solo una vez y luego va directo a la basura. ¿Papel de aluminio? ¿Papel de cocina? ¿papel film? ¿pajitas? Todos estos artículos o por lo menos la gran mayoría tienen una alternativas perfectamente reutilizable y sostenible.  En lugar de usar papel de aluminio o film transparente para envolver los bocadillos, puedes utilizar envoltorios reutilizables para sándwiches y snacks de Roll’eat que son muy prácticos y super monos.  En cuanto al papel de cocina, ¿por qué no darle una vuelta a una de nuestras "toallas sin papel"? Existen alternativas sostenibles como nuestros paños de cocina de bambú respetuosos con los bosques.

3. Larga vida a las bolsas

Todos intentamos decir plastic "no al plástico". Para que no nos pille desprevenido una compra, es ideal tener a mano siempre una bolsa de algodón en nuestro bolso o bolsillo. Se pueden reutilizar una y otra vez. Nuestras favoritas son las bolsas de Bolseta. BOLSETA está concebida para reducir el mayor número posible de bolsas de un solo uso, generar oportunidades laborales a personas en riesgo de exclusión social y no fomentar el incremento de la huella de carbono. Así que mejor imposible.

4. Compra local

Compra en tiendas locales, de esta forma no solo estás apoyando a los pequeños comercios, sino que también estás reduciendo significativamente las "millas de comida" que se necesitan para llevar la comida a tu plato.

5. Compra esponjas y vajillas sostenibles

A veces, es difícil tener una idea del impacto que tienen nuestras decisiones de compra, por lo que optamos comprando la versión más barata del mercado. Eso significa que tendemos a tener más artículos en nuestra cocina que están hechos de cosas como plástico y materiales no reciclables. Pero ten en cuenta ... ¡el precio en la etiqueta no refleja el coste del producto y el impacto que tiene en el planeta!

Cambia las esponjas de tu casa por opciones más sostenibles, como es el estropajo de luffa. De esa manera, nuestras tareas diarias de lavado y limpieza de la cocina serán más sostenibles.

6. Limpieza recargable 

Los productos de limpieza tradicionales a menudo pueden contener innumerables productos químicos y sustancias abrasivas que no solo dañan el medio ambiente, sino que también representan un riesgo para nuestra salud y bienestar. Hacer un simple cambio de su detergente en polvo habitual a un producto alternativo "respetuoso con el planeta" como las eco-cápsulas de Washaby puede marcar la diferencia. Marcas como Kumu eco-clean fabrican productos de limpieza de alta calidad que son perfectos para rellenar esas botellas vacías de producto que tenemos. Así podrás olvidarte de comprar productos para el baño/antical, multiusos y desengrasante, de usar y tirar.  

7. Compra orgánico

En Niuhabit somos fans de la compra de alimentos orgánicos. No solo es mejor para nuestra salud (evitando así productos químicos desagradables) sino que también es mucho mejor para el medio ambiente.  

 

Recuerda, no tienes que ser perfecto, ni tienes que cumplir estos 7 consejos, con que hagas 5 de ellos ya ¡¡lo estás haciendo genial!!

Comentarios (0)

Deja un comentario